El espacio es un lugar mental.
El espacio, en realidad, es un instrumento de trabajo literario y artístico.
Es ese lugar imprescindible que nos ayuda a escapar de la tierra cuando se hace aburrido.
El lugar donde todo es exactamente como queremos que sea. Todo esta absolutamente sometido al antojo de la fantasía.